viernes, 27 de mayo de 2011

como son las cosas...

Dicen que cuando una puerta se cierra otra se abre. Joder, que razón tienen.
La semana pasada una puerta se cerró, lo cierto es que no me afectó demasiado lo veía venir desde que se abrió, pero eso es lo de menos, lo de más es que con el paso de los días noto que vuelvo a ser yo, cada poro y cada sentido vuelven a estar despiertos. He estado aletargada durante todos estos meses, a nivel emocional y creativo.
Resumiendo...has sido una patada en el culo, en MI culo y ahora es cuando lo estoy percibiendo con total claridad.
Sentirse cohibida sea por el motivo que sea nunca es bueno y yo me sentía así. Me lo he pasado genial contigo, pero no era yo misma...de qué cojones sirve estar con alguien si eres incapaz de mostrarte tal y como eres? no ha sido culpa tuya. No. Simplemente tu personalidad arrollaba la mía y yo me quedaba azorada, en segundo plano. Supongo que desde el primer momento supe que estábamos en estratosferas distintas imposibles de fusionar...
No pasa nada, esto es lo que me llevo de lo vivido estos meses: un buen sabor de boca y sentirme, ahora, más viva de lo que estado en mucho tiempo.
Volveremos a vernos, estoy segura pero la próxima vez seré yo y no un clon serie B de mi misma.
Ahora vuelve a haber luz, la mía propia...

8 comentarios:

hm dijo...

Cuesta mucho ser uno mismo y cuando uno está con alguien con una personalidad desbordante, más que nunca, te entiendo perfectmente... menos mal que a uno le llegan a veces momentos de lucidez como este y se da cuenta.

Un abrazo.

Persefone dijo...

Si, la verdad es que si...y lo peor es que apenas eres consciente de ello hasta que no coges perspectiva. Pero bueno, cosas que pasan :).

Mil besos para ti

Yo misma dijo...

A veces aunque lo sepas, rodar hacia un golpe contundente...tambien es vivir....

Persefone dijo...

Además que sí...en ocasiones esos golpes son los que nos hacen sentir más vivos y valorar lo importante.

Mil besos y mil gracias por pasarte por aquí!

Cosme! dijo...

Quizas cuando se deja de ser uno mismo, sea la unica ocasion en que definitivamente se cierren todas la puertas... Ve! siempre como hasta ahora, que de seguro te quedan mil puertas mas por abrir para descubrir.
Un Abrazo!

M@r@ dijo...

YO llevaba mucho tiempo así,sigo siendo la misma y con las mismas cosas pero cuando te viene la vena inspiradoras tienes que escribir....Lo mejor es que cuando se cierra una puerta se abre otra y no debes quedarte detrás de la puerta a esperar que se abra..sé tu la primera!
Un abrazo y besos!

Mucha de la Torre dijo...

una puerta siempre abrirá la otra.me gustó tu blog asi de facil..........

RECOMENZAR dijo...

UPS! aqui estoy otra vez