miércoles, 5 de enero de 2011

algo de luz...

Por primera vez en mucho tiempo mi camino vuelve a tener luz.
Es una luz clara y relajante.
Apenas un resplandor...quizá se apague pronto, quizá no.
Da igual, eso no importa.
He caminado tanto tiempo a oscuras, he tropezado tantas veces a causa de la falta de luz, que esta, por tenue que sea, me resulta más que suficiente para continuar.
Apareció por sorpresa...no la esperaba.
Pensé que seria otra luciernaga más, que me acompañaria unas horas para despues irse de nuevo y dejarme de nuevo en la oscuridad más absoluta.
Pero me equivoqué, no era una luciernaga...su luz es diferente, su naturaleza también.
Realmente no sé que és, no tengo ni idea...solo sé que esta ahi, alumbrandome y que no podía haber sido más oportuna.
Gracias a ella pude desenredarme de una zarza en la que llevaba enganchada demasiado tiempo a causa de la negrura...demasiado.
A pesar de todo, continuo caminando con las manos por delante, no vaya a tropezar y me pille con las manos en los bolsillos...nunca se sabe.
Aún le falta fuerza a su brillo.

1 comentario:

hm dijo...

Siempre hay una luz que nos ayuda, lo que pasa es que no siempre nos damos cuenta :D.