martes, 30 de junio de 2009

Ardiendo...

Ella esta de espaldas a él.

Quieta, espera sus manos comiencen a recorrer su piel.

El contacto no se hace esperar.
Un solo roce de sus manos bastan
para que sus poros se exciten
poniendole el vello de punta,
para que su corazón se acelere.
Ella gira su cara buscando los labios de él.
No se hacen de rogar y sus alientos se entremezclan.
Sus labios son firmes... dulces, como sus besos.

Todo su cuerpo se enciende y su consciencia se nubla dejandoles aislados del resto del mundo.

Estan solo ellos dos.

Se desnudan con el ansia del deseo,
deborandose el uno al otro, en un intento de apagar la sed que les quema la garganta.
Se funden en uno solo...el placer les llega inhundandoles por completo, privandoles de todo lo que no sean ellos dos.

Extasiados, reposan uno junto al otro recuperando el aliento, disfrutando del presente...

2 comentarios:

Passion dijo...

uff!
ME VIENE RE-BIEN ESTE TEXTO!!
jajaja
estamos en invierno y hace falta leer de éstas "cositas" ;)
mucho friooooooo
Precioso diosa!
creo que son los mejores momentos no?
me encanta cuando te explayás así,
porque ASI se vive!!!
Un abrazo♥

DIAVOLO dijo...

Qué podría haber mejor que disfrutar ese presente!!!

Bonito texto. Besos.